Sanrio Puroland: Yo estuve allí y salí con vida






Queridas amigas,
No podía irme de Japón sin visitar Sanrio Puroland así que el domingo llamé a mi amigo Kuro, aka TsuyaTsuya y allá que nos fuimos los dos, a ver gustosidad. Bueno... es que no puedo explicar con palabras lo que vieron mis ojazos allí.
Sabéis que soy fans de Hello Kitty, pero si una palabra define Sanrio Puroland es "HORTERA". Es así chicas, tenéis que confiar en vuestra Charuca que nunca os engaña.
Vi un espectáculo musical que te ponía el bello de punta de puro chabacano. Hello Kitty descendía del cielo en traje de novia, con más luces que Elvis en Las Vegas. Su novio le esperaba también con traje de luces. Y todos bailaban y había música apoteósica y niñas de 5 años se colgaban de columpios suspendidos en el aire y giraban si parar y cantaban boca abajo (lo juro!). Lo de los muñecos con persona merece mención aparte. Hay cientos y los niños los adoran y los acosan (yo los odio, ya lo sabéis).
Había un viaje en una barca que te iba llevando por los mundos de Sanrio. Había olores y miles de muñecos. Uno siente que se mete en las entrañas de Hello Kitty cuando está viajando en esa barca. En un punto del viaje te hacían una foto y claro, la cara de una servidora era un poema.
Y bueno... miles de niños nipons muy gustosos. Unos gustosos y otros no tanto, porque cuando los niños japoneses se cansan berrean, y las mamás japonesas no les dan dos galletas bien dadas sino que los dejan despacharse a gusto.
Como nota anecdótica he de decir que lo mejor del día de Sanrío no era de Sanrío. Fué un pase de cine en 3D ultra gustoso de una serie manga que tiene mucho éxito en Japón y de cuyo nombre no puedo acordarme.
Por último y como reflexión, en el parque me di cuenta de que lo que es en realidad HK y la imagen que las amantes de la gustosidad tenemos de ella no tiene nada que ver. Para Sanrio HK es un gato híper cursi que vive en un mundo muy muy muy cursi. Duele lo cursi que es. Para nosotras y gracias a una estrategia de marketing magistral, hello kitty es el icono de la gustosidad, del buen gusto y nos remite a diseñadores increibles como Tokidoki, Devilrobots, Mori Chax... Si los responsables de la marca no hubieran hecho los remixes con estos artistas, me da a mi a la nariz que la gatita nipona estaría muchos puestos abajo en el ranking de gustosidad.
En fin chicas... muy muy recomendable igualmente. Si os declaráis fans de la gustosidad tenéis que pasar por esto.

6 comments:

Maria Rojo said...

A mi la verdad es que me ha dado un poco de miedo el relato jejeje, bueno yo sigo feliz con mis peluches de kitty e intento no soñar con kittys bajando con luces jajajaja besitos preciosa

ManUkiS iNkiEtUkiS said...

Madre mía, los nipones no saben ya qué hacer, qué poco estilo!

qué suerte que pudiste ir a Japón ains..

besines

Lydia Sanchez said...

Jejeje que sitio tan curioso!
Están locos estos japos! XD

TATIANA said...

que suerte estar ahi yo igual soy fanatica de hello kitty
perose nota que los show en vivo son un poco ridiculos jajaj pero yo iguAL LA AMO

Nathaly said...

a medida que iba viendo las fotos pense..."que suerte la de charuca y que envidia(sana) le tengo"

pero cuando lei lo que has escrito pense...."parece que no todo es tan lindo como parece"

aun asi si alguna vez tengo la oportunidad de viajar a Japon iré a visitar este lugar porque soy fanatiquisima de HelloKitty y de verdad que(por lo menos) las fotos me entusiasmaron

saludos

KaRLa said...

wowwwwwwww